Según la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) en España cerca de un 80% de los cuidadores suelen ser del entorno familiar de la persona cuidada. El 30% de ellos se ha visto obligado a hacer ajustes para combinar su actividad laboral con el cuidado del familiar. El 12% de ellos ha dejado su trabajo, lo cual supone una reducción en la economía de la familia y, una vez ya no sea necesario el cuidado, dificulta la reincorporación del cuidador en el mercado laboral. Ambas circunstancias contribuyen al empobrecimiento de las familias y a la calidad de los cuidados ofrecidos. La inmensa mayoría de estas tareas suele recaer en la mujer limitando aún más su rango de oportunidades de trabajar en el exterior.

Todas estas razones son suficientes para conmemorar el Día del Cuidador. AFA Levante organiza una charla-coloquio por vía telemática que tendrá lugar el viernes 5 de noviembre. Este encuentro virtual, publicado en las redes sociales de la entidad, está pensado con el objetivo de dar voz a los cuidadores poniendo en común su forma de hacer, sus vivencias y, también como un medio de desahogo a la presión que en muchas ocasiones están sometidos. Al mismo tiempo, AFA Levante compartirá en sus redes sociales una serie de entrevistas realizadas a diferentes cuidadores que nos permitirán ponernos en la piel de estas personas. Se adelanta que todos ellos coinciden tanto en la importancia de visibilizar la labor del cuidador como en poner hincapié a la necesidad de recibir algún tipo de formación que les ayude a cuidar de una manera más correcta de sus enfermos. 

Encargarse del cuidado de una persona con algún tipo de dependencia las 24 horas del día suele derivar en lo que se conoce como síndrome de sobrecarga al cuidador. Casta García, socia y cuidadora de su madre fallecida de Alzheimer, comenta que se arrepiente “de no haber pedido ayuda en su momento”. A esto añade que “por aquel entonces pensaba que podía hacerlo todo sola, pero ahora me doy cuenta de que pidiendo ayuda podría haber disfrutado más de otros momentos y no llevar la carga sola”. Este síndrome afecta a la salud del cuidador y se refleja en algunos síntomas como la irritabilidad, sentimiento de culpa, cansancio continuo, aislamiento social, etc. «Me sentí muy desbordada, porque en ese momento yo no tenía las herramientas y me enfrentaba por primera vez a una enfermedad desconocida para mí» afirma María José Regueiro, presidenta de AFA Levante. 

Además de la sobrecarga a la que se ven sometidos muchos cuidadores se suma la poca valoración que tiene esta dedicación a nivel social. Precisamente, este es otro de los motivos por los que AFA Levante ha decidido conmemorar este día. Con el fin de valorar el trabajo de los cuidadores, del sacrificio que hacen a diario por mejorar la vida de las personas mayores y por la entrega positiva que aportan a la sociedad. Por todo esto, Sonia Gayoso, neuropsicóloga de la entidad, les recomienda a los cuidadores “cuidarte ahora, acude a tu asociación más cercana”.

Abrir chat
¿Necesitas información? ¡Pincha aquí!
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Ir al contenido