Investigadores del Departamento de Ciencias de la Computación del CICESE están desarrollando exitosamente un sistema de inteligencia ambiental enfocado a mejorar comportamientos problemáticos de personas con demencia y Alzheimer.

Durante el seminario “Intervenciones asistidas por el ambiente para personas con demencia”, René Navarro Hernández, estudiante del doctorado en Ciencias de la Computación del CICESE, presentó los avances de un proyecto de tres años generado en el Laboratorio de Cómputo Móvil y Ubicuo, que consiste en un sistema de asistencia de memoria externa computarizada para adultos mayores por medio de dispositivos móviles y sensores.

El proyecto de tres años ha sido financiado con un recurso de 164 mil dólares provisto por The Alzheimer Association de Estados Unidos, con el fin de estudiar soluciones para la incidencia de preguntas repetitivas en pacientes con demencia.

“El proyecto inició en el Departamento de Ciencias de la Computación, y se ha desarrollado en gran parte gracias al trabajo de tesis de René y de la colaboración de gente como la doctora Marcela Rodríguez, de la UABC Mexicali, y también del doctor Jessee Hoey, de la Universidad de Waterloo en Canadá, aunque el proyecto lo liderea CICESE”, comentó el Dr. Jesús Favela, director de la tesis de doctorado de Navarro Hernández.

El sistema, llamado BSPDiary, sirve para hacerles recordar, planear y programar actividades diarias, ofrecer información de orientación temporal y espacial y que los cuidadores puedan tener un registro para evaluar el progreso del paciente, explicó Navarro.

“Tradicionalmente se usan tarjetas para ayudar a personas con demencia, pero nuestra estrategia es que no le des directamente la respuesta, sino le indiques electrónicamente para que él o ella pueda acceder a esta información directamente y reducir los comportamientos negativos que elevan el estrés en los cuidadores.”

Parte del trabajo de campo se conduce con cinco pacientes en una residencia geriátrica en Rosarito -Casa Harmony-, así como en Ensenada, donde dos parejas de adultos mayores con demencia y sus respectivos cuidadores han hecho uso de variantes de este sistema, que se puede adaptar a las necesidades individuales de cada paciente.

Los resultados de campo obtenidos indican que la incidencia de comportamientos problemáticos en el paciente estudiado se han reducido, aunque no hay información para hacer una estadística de tendencia. Previo a la aplicación del sistema, se tenían registrados 18 incidentes de depresión, apatía y olvido en toma de medicamentos en el primer paciente estudiado, pero tras tres meses de implementación, el índice se redujo a sólo dos conductas, mostrando mayor independencia, aceptación de la tecnología y mejor estado de ánimo en general.

Para que una intervención sea efectiva debe enfocarse de manera personalizada a las necesidades específicas de los pacientes, sus cuidadores y su entorno, señaló el especialista.

Cabe destacar que hasta 90 por ciento de personas con demencia sufren de signos y síntomas de trastornos de la percepción, del contenido del pensamiento, del estado de ánimo o de la conducta, como agitación, agresión, quejas, desinhibición, wandering, ansiedad, depresión, apatía y psicosis.

Dado que las necesidades detrás de estos comportamientos problemáticos en ocasiones no son evidentes para el cuidador, estas conductas pueden generar estrés a la persona que cuida al paciente, lo cual influye en la toma de decisiones respecto a su salud.

Estos dispositivos de ayuda externa están diseñados como estrategia para reducir la confusión, ansiedad y frustración que experimentan las personas con Alzheimer, al servir como estímulos visuales auxiliares en conversaciones, orientación temporal/espacial y recordatorios de actividades, y también ofrecer una estructura organizacional de la información a recordar y un medio especifico para obtener información.


Suscríbete a nuestra newsletter

Abrir chat
¿Necesitas información? ¡Pincha aquí!
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Ir al contenido