La práctica de la estimulación basada en el mindfulness reduce el avance del alzheimer y también su psicopatología,

es decir los componentes de ansiedad, depresión, delirios y transtornos de conducta en general, según el resultado de una tesis leída en la Universidad de La Laguna.La tesis de Domingo Quintana ha sido dirigida por la profesora titular de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Laguna María Teresa Miró, quien ha dicho a Efe que se trata de unos resultados “impactantes”.

Para llevar a cabo este estudio, Domingo Quintana, que dirige un centro asistencial de día para personas mayores en Las Palmas de Gran Canaria, evaluó a más de 500 sujetos, de los que seleccionó a 168 para la tesis.Los pacientes elegidos fueron evaluados y se asignaron al azar a cuatro condiciones, una de ellas control, y estas personas fueron evaluadas y recibieron como tratamiento el que se da en las consultas neurológicas, explicó María Teresa Miró.Un segundo grupo lo formaron pacientes que aprendieron técnicas de relajación, mientras que con el tercero Domingo Quintana trabajó en estimulación cognitiva, que es el tratamiento no farmacológico más extendido en personas con alzheimer.

El cuarto grupo recibió estimulación basada en mindfulness o atención plena, que es una habilidad psicológica por la cual la mente se entrena en mantener la atención en lo que se está haciendo en el momento presente.En los tres grupos en los que hubo intervención se trabajó en sesiones de hora y media durante tres días a la semana y los pacientes fueron evaluados cada seis meses.Al cabo de dos años se ha observado que en los enfermos de alzheimer que recibieron el tratamiento con mindfulness la función cognitiva tuvo un declive mucho menor, y además estos pacientes eran capaces de reconocer que tenían la enfermedad, con lo que es más fácil realizar los ejercicios, según los resultados de la tesis de Domingo Quintana.

Todos los pacientes fueron evaluados con las mismas pruebas para medir tanto su grado de autonomía como de psicopatología y las funciones cognitivas.María Teresa Miró explicó que para practicar mindfulness se requiere prestar atención al presente con curiosidad y amabilidad, y añadió que con ella se estimulan los centros neuronales que controlan la regulación de la atención, la percepción del cuerpo y la modulación emocional.Afirmó que este estudio muestras que con entrenamiento en mindfulness la tasa global de declive de la función cognitiva de pacientes con alzheimer se produce de forma más lenta que en quienes reciben otros tratamientos.

Además, concluyó María Teresa Miró, en los pacientes de alzheimer que siguen este entrenamiento disminuyen tanto la ansiedad como la depresión y los trastornos de conducta.

Fuente: http://gomeraverde.es/not/38796/la_tecnica_del_mindfulness_reduce_el_avance_del_alzheimer_/

Suscríbete a nuestra newsletter

Abrir chat
¿Necesitas información? ¡Pincha aquí!
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Ir al contenido